UN TORNEO QUE HIZO HISTORIA (I)


El ajedrez en Camagüey se vistió de largo por primera vez hace 40 años, (14 de marzo de 1974), cuando fue inaugurado el XI Torneo Capablanca In memoriam, primer certamen de carácter internacional que se realizaba en esta mediterránea ciudad del centro-este de Cuba.

Este territorio acogía por primera vez en sus 460 años de existencia, (2 de febrero de 1514), a un grupo numeroso de grandes maestros, con anterioridad solo tres ajedrecista con la máxima categoría internacional habían visitado la comarca, el cubano José Raúl Capablanca en breve viaje de placer,  ya que estuvo casado con Gloria Betancourt Simoni, sobrina de Amalia  Simoni Argilagos, esposa del  Mayor General del Ejército Libertador en la guerra de independencia de la isla Ignacio Agramonte y Loynaz, según refiere el investigador Jorge Santos Caballero.
Los otros fueron el español Arturo Pomar, quien estuvo en el año  1952 invitado por la Sociedad de Amistad Cubano Española (SACE),  en cuya sede situada en la calle Cisneros donde impartió una simultánea, y el otro fue el checo Ludek Pachman, el cual ofreció una conferencia en  los salones de la Biblioteca Provincial “Julio Antonio Mella”,  ubicada en la propia vía antes mencionada, ambos lugares ocupan espacio en la zona declarada Patrimonio Cultural de la Humanidad.

Un total de 32 jugadores  de 16 países, incluida Cuba, se dieron cita en el Capablanca, celebrado al estilo Congreso, o sea  un grupo Premier y otro secundario tal y como los muy conocidos  torneos de Hastings,  Wijk Ann Zee, Mónaco primero con esa característica  que se jugaba en la Isla.

En el XI Capablanca  intervinieron  seis Grandes Maestros mientras otros ocho trebejista alcanzarían ese título en los años siguiente, además estuvieron representantes de las cuatro principales escuelas (soviética, yugoslava, húngara e inglesa) de esa época.

También como detalle curioso la inauguración y el torneo se realizaron en el antiguo Tennis Club de Camagüey, actualmente llamado Centro Cultural Recreativo Casino,  allí en la apertura  efectuada en los alrededores de la piscina de esa lujosa instalación, lugar de donde jóvenes nadadores, sacaron del fondo del espejo de agua hermosos caracoles traídos desde playa Florida ubicada a casi 100 kilómetros al suroeste de la capital provincial, según nos comentó Felipe Avilés ex funcionario del INDER en el territorio, los cuales tenían el número que le tocaría a cada jugador para realizar el pareo de la competencia. Al igual se efectuó un espectáculo artístico que dejo fascinado a los ajedrecistas visitantes y a quienes tuvimos la oportunidad de ser testigos de aquel acontecimiento deportivo y cultural.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en ajedrez, Camagüey, Cuba, deporte y etiquetada , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s