CHAVEZ EL AMIGO DE LOS PUEBLOS


No por sospechada la noticia, la muerte del líder bolivariano Hugo Rafael Chávez Frías, hace hoy cinco de marzo un año, dejó de causar una impresión y un dolor tan profundo en todos los revolucionarios del mundo, que aún es un recuerdo amargo.

Aquella imagen cuando Nicolás Maduro informaba a la nación venezolana y a todos los países que el querido amigo había dejado de existir corpóreamente en estas tierras, para internarse con su ejemplo en el bosque de la eternidad, lleno de las bendiciones de los pueblos y con la lealtad más absoluta de sus compañeros y compañeras de lucha y con el amor de todos sus familiares, persisten imborrablemente.

Quizás si el cantautor Silvio Rodríguez reinventara su “Canción del elegido”, la dedicaría al gran venezolano, quien fue el designado para continuar la obra inconclusa del Libertador Simón Bolívar y diseminar sus ideas más allá de los valles y páramos de la América Latina y el Caribe, y esparcirlas por todos los confines de la tierra.

Fue el cuatro de febrero 1992, cuando intento tomar el cielo por asalto, más las condiciones aún no estaban creadas para tan magno paso en la historia, y fue más digno aún cuando reconocía y auguraba. “Lamentablemente, por ahora, los objetivos que nos planteamos no fueron logrados en la ciudad capital (…) Nosotros, acá en Caracas, no logramos controlar el poder. Ustedes lo hicieron muy bien por allá, pero ya es tiempo de reflexionar y vendrán nuevas situaciones y el país tiene que enrumbarse definitivamente hacia un destino mejor”.

Aquel por ahora llegaría siete años después con el triunfo popular del Movimiento V República, las puertas del Palacio Mifraflores se abrirían como aquellas grandes alamedas, de las que habló Salvador Allende, y comenzaría a enrumbarse la historia de los indios y los negros, de los pobres y humildes hijos de la gran Patria americana.

Su unión al otro gigante del Caribe al Comandante Fidel Castro Ruz, dio la fuerza necesaria para que surgieran los proyectos como el ALBA, PETROCARIBE y sobre todo la Comunidad Estados Latinoamericanos y Caribeños, la CELAC, frutos genuinos de sus sueños de constructor del socialismo XXI.

“Hasta cuándo vamos a ser nosotros la periferia atrasada, explotada y mancillada. Estamos poniendo aquí la piedra fundamental de la unidad, la independencia y el desarrollo Sudamericano. Vacilar sería perdernos (…) Yo estoy seguro que no nos van a descarrilar, estoy seguro que hay descarriladores de oficio que se la pasan todos los días pensando y actuando a ver cómo se arma una guerra entre nosotros, pues entre nosotros no habría guerra ni más conflictos, sino hermandad, paz, integración, unión, comprensión de los problemas de cada uno, de cada país”.

Estas palabras definen como ninguna su vocación de amigo de los amigos, quien no se ha ido, porque el sigue el inmortal camino Bolívar, Martí, Sandino y el Che Guevara.

Hugo Chávez
Inauguración I Cumbre de la CELAC, 2 de diciembre de 2011.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en internacionales, latinaomérica y etiquetada , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s