EL BEISBOL TIENDE LAZOS DE AMISTAD


Un hecho singular se produjo en los últimos días en Cuba con la presencia en La Habana de algunas figuras importantes del béisbol y el softbol internacional, tres ex jugadores de Grandes Ligas de la época más reciente Ken Griffey Jr., el ex torpedero Barry Larkin, integrante del Hall de la Fama en Coopertwon, el otrora lanzador de los Expos de Montreal Joe Logan, junto a la todavía activa softbolista Natasha Watley, una campeona olímpica de Atenas 2004 de la llamada pelota suave.

La visita realizada como parte de un intercambio cultural y deportivo promovido por la agencia Educational Travel Alliance, de Boston, permitió a los deportistas norteamericanos interactuar con parte de la afición y también brindar clínicas a niños de un área beisbolera de Marianao en la capital cubana.

Desde luego fue un hecho fructífero demostrativo de que pueden existir puentes de amistad y reconocimiento mutuo entre ambos pueblos, y que sobre todos los estadounidenses conozcan la realidad de la Mayor de las Antillas bastante alejada de las falacias inventada por los gobernantes y la derecha ultra reaccionaria de Miami, que pintan a la Isla como un lugar horrible.

Pero más allá de esas consideraciones hubo enseñanzas para esos pequeños que bien pudieran servir para jugadores de categorías superiores, incluido a quienes participan en las Serie Nacional de pelota.

Ken Griffey Jr., dijo “Sean niños, disfruten del juego”; “El béisbol es sencillo, nosotros lo complicamos”; “En Estados Unidos hacemos los mismos ejercicios que ustedes hacen ahora, no pueden dejarse ganar por el desinterés, ni la falta de voluntad”; “Uno juega a la pelota para divertirse, porque es tan solo un juego”.

Es cierto que se requiere seriedad, esfuerzo y no pocas veces sacrificios para obtener resultados, pero todo eso debe estar acompañado de un sentido ético, de valores como la solidaridad, la confraternidad y la amistad, que no pueden perderse como dice el refrán en un campo de lechuga sino llevarlo bien dentro.

Por su parte Barry Larkin les preguntó a esos pequeños “¿En qué están pensando antes del juego?”, “¡En ganar!” respondieron al unísono los muchachos y él les dijo: “Lo más importante en béisbol es pensar positivo y ser agresivo, para batear, para robar, para tocar, siempre. Pensar en lo que va a pasar antes que pase”.

ABC deportivo que debe quedar grabado en la mente de esos niños, como las imágenes que fueron tomadas por las cámaras.

Por último una breve reflexión, recuerdo que en nuestra ya lejana infancia los domingo de Planes de la Calle, solían aparecerse a los barrios los integrantes del equipo Granjeros, para compartir una mañana con los pequeños peloteros, que alegres trataban de mostrar sus facultades y talento para jugar béisbol, y recibían el consejo de los avezados jugadores.

Que bueno sería que sistemáticamente nuestras estrellas del pasado y el presente visitaran esos terrenos para socializar sus conocimientos y experiencias adquiridas en los diamantes dentro y fuera de Cuba, no solo en las grandes ciudades, sino ir hacia esas zonas situadas en comunidades rurales, donde el talento está reclamando a gritos su atención.

Queda por tanto a las autoridades del deporte y a las comisiones de béisbol en todas sus instancias convertir esa posible iniciativa, o cualquier otra, en vías de acción para desarrollar lo que más queremos los cubanos el béisbol.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en béisbol, Camagüey, Cuba, deporte y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s