DEPORTE CAMAGÜEYANO 500 AÑOS DESPUES


Se cuenta que antes de la llegada colonizadora de los representantes de España a Cuba, ya los aborígenes practicaban algunos juegos como el conocido como batos.

Sin embargo, no es hasta el siglo XVI en la practicaba deportiva en la Isla comienza a sentir con la esgrima y el ajedrez traídos por los españoles y también la equitación.

En Camagüey, fueron esas las disciplinas iniciales, que con mayor o menor participación, se desarrollaron en su devenir histórico en el caso de la esgrima por ser un arte guerra entonces y una necesidad para enfrentar los duelos que en el campo del honor debatían algún contendiente agraviado.

El ajedrez, se practicaba en las familias con solvencia económica y más bien su desempeño se apreciaba como entretenimiento, llegando a sobresalir en el siglo XIX el eminente científico Carlos J. Finlay, aunque su mayor participación desde el punto de vista competitiva se ubica en La Habana y Europa, durante sus viajes de estudios.

La equitación por otra parte se ajustaba en el Camagüey a las características ganaderas de la región, donde los hombres acarreaban los rebaños vacunos por toda la zona rural y también urbana de la Villa Principeña.

Ya hacia finales del siglo decimonónico, y a tono con lo que estaban sucediendo en otras partes de Cuba, comienza la práctica del béisbol en los terrenos del incipiente Casino Campestre y publicaciones de la época sitúan a adolescente llamado José Francisco Martí Zayas Bázán, entre los que jugaban pelota en la década de los años 90 de esa centuria. Por cierto el “Ismaelillo”, com llamó el Apóstol a su hijo, vivía por esa época en el Camagüey junto a su madre Carmen Zayas Bázán y al resto de la familia materna, separado de su progenitor que por ese tiempo preparaba la guerra necesaria para la independencia del país.

Ya en el siglo XX los deportes mencionados continúan practicándose en este territorio, mientras otros se incorporan como son el boxeo, atletismo, fútbol, baloncesto, voleibol, natación.

Figuras que sobresalen en las primeras seis décadas son Rafael Fortún Chacón corredor de 100 y 200 metros planos, Manuel Pérez Ruiz, en salto de altura, Gerardo Gonzales, Kid Gavilán, Luis Manuel Rodríguez, ambos llegaron a ser a campeones mundiales, William Ginestar, Rafael Lastre, “Monky”, y Conrado Conde, conocido como “Conguito Camagüeyano” en el boxeo, los peloteros Eliecer Álvarez, Amado Ibañez, Rafael Ayala, los hermanos “Pillo” y “Pillín” Díaz, así como Roberto y Oliverio Ortíz y Rodolfo Arias el tirador Ernesto Silva, Rosendo Romero en el Ajedrez, Jorge Cossío en voleibol y Miguel A. Arrizabalaga Martínez en el baloncesto son referencia obligada de esa etapa.

Sin embargo, a partir de 1959 comienza un nuevo periodo histórico con el triunfo de la Revolución y el incremento de las posibilidades que ella brinda para que sin distinción de razas y credos, las mujeres y hombres pudieran practicar y destacarse en las distintas manifestaciones deportivas.

En esta nueva etapa los atletas camagüeyanos comienzan a llegar masivamente a los podios internacionales en disciplinas que nunca se hubiera imaginado, así Fernando Bernal alcanza la primera presea de bronce de un local en el Campeonato Mundial de Levantamiento de Pesas celebrado en Lima, Perú en 1971.

En citas estivales Oscar “Telemaco” Varona, está entre los medallista de bronce del baloncesto en los Juegos Olímpicos de Munich, ´72, igual metal obtienen los voleibolistas, Leonel Marchall, Lorenzo Hernández y Victoriano Moreno, en Montreal ´76; los boxeadores Adolfo Horta, plata en Moscú ´80, Jorge Gutiérrez oro en Sydney, 2000 y yacnier Toledo, bronce en Londres 2012; Yips y Moreno dos veces subcampeona en el lanzamiento del martillo, Héctor Herrera y Joel Lamela, corredores de los relevos de 4×400 y 4×100 respectivamente, el judoca Oscar Brayson, bronce en Beijing 2008, el doble titular en lucha grecorromana Filiberto Azcuy y el ganador de Atenas 2004 Yandro Quintana.

A ellos se suman los peloteros Luis Ulacia, Omar Luis Martínez, Vichyondry Odelín y el desaparecido Miguel Caldé, campeones olímpicos y el subtitular Elier Sánchez, el esgrimista Oscar García, el canoista Ibrahim Rojas, las integrantes de las espectaculares morenas del Caribe, Mireya Luis, Yumilka Ruiz, Idalmis Gato, Tania Ortiz y Liana Mesa todas subiendo a lo más alto de los podios estivales.

Tampoco se pueden olvidar los que han alcanzado títulos y medallas universales, como son Guillermo Martínez López de atletismo, los peloteros, Felipe Sarduy, Oscar Romero, Gaspar Legón, José Sánchez, y los fallecidos, Juan Pérez Pérez y Vicente Díaz.

En el boxeo se han consagrado, hombres como Bernardo Comas. Carlos García y Julio Cesar La Cruz.

A esto se une una larga relación de campeones y ganadores de preseas en certámenes como Copas del Mundo Intercontinentales, Juegos Panamericanos y Centroamericanos y del Caribe, cosecha de gran valor que ubica a Camagüey no solo en un lugar destacado en el país, sino que es u referente para el mundo de potencialidades, incalculables.

A cinco siglos de haber comenzado la historia de esta, “… suave comarca de pastores y sombreros…”,(*), la otrora Villa de Santa María del Puerto del Príncipe, el Camagüey, siente el sano orgullo de la generosa y noble contribución deportiva aportada por su pueblo a Cuba y a toda la humanidad.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Camagüey, Cuba, deporte y etiquetada , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s