CUBA LO MÁS IMPORTANTE


Tras más de 50 años de ausencia, Cuba regresa a la Serie del Caribe con el equipo de los Leopardos de Villa Clara, campeón de la LII edición del campeonato cubano de béisbol.

Alejada de ese entorno en una época donde fuerzas oscuras trataban de aislar a la Revolución triunfante en la Isla en todos lo escenarios, regresa en tiempos de integración de la región latinoamericana y caribeña, a pesar de que el imperio yanqui continua poniendo obstáculos y utilizando como instrumento de dominación el bloqueo económico político y social que durante más de cinco década ejerce contra la Mayor de las Antillas, el cual en los últimos años es rechazado por la inmensa mayoría de los países de la Organización de las Naciones Unidad, (ONU).

Las expectativas son grandes, los cubanos por ver el desempeño de la selección villaclareña en un torneo donde estará enfrentando a equipos provenientes de las Ligas Profesionales de Venezuela, República Dominicana, México y Puerto Rico, y también los ojos del resto de los países actuante estarán atentos por conocer el estado actual de la pelota que se juega en la Isla.

Es difícil poner de acuerdo a tirios y troyanos, y la posibilidad de reforzar a Villa Clara se ha convertido en un debate público como si se estuviera discutiendo en el la propia existencia de la nación.

El reglamento de la Serie del Caribe desde sus inicios hace 65 años establece que los campeones de las respectivas ligas participantes, pueden escoger un grupo de atletas entre el resto de los conjuntos eliminados con el fin de elevar la calidad del certamen, algo que los equipos que representaron a Cuba desde 1949 hasta 1961 lo hicieron puntualmente. Así no fue extraño ver por ejemplo que Camilo Pascual del conjunto de Cienfuegos, lanzará con el Almendares, entre otros muchos movimientos realizados en las nóminas de entonces.
Por tanto que de malo puede apreciarse que seis jugadores engrosen el roster de los Leopardos para esta lid, se puede estar de acuerdo o no, pero es una posibilidad y un derecho hacerlo en aras de brindar una mayor competitividad al torneo por tanto si lo demás lo hacen, por qué no hacerlo por acá.

A la serie caribeña se va con el objetivo en primer lugar de representar a Cuba y ganar la competencia, no de estimular a este o aquel atleta, ni se convierte en un viaje turístico con todos los gastos pagos.

Además, en los certámenes doméstico se ha implantado ese sistema, luego de jugar una primera fase eliminatoria, los ocho restantes clubes tienen la opción de armar sus respectivas novena a la medida de sus deseos, así fue como los actuales campeones del país se hicieron del banderín, o es que olvidamos que gracias al aporte dado por el holguinero Yordan Manduley, el artemiseño Jonder Martínez, el tunero Danel Castro, el santiaguero Edilse Silva, y el camagüeyano Dayron Varona, esa selección salió de la sequía sufrida durante 18 años sin acariciar la corona.

Entonces porque seguir cocinando al béisbol en su propia salsa, si en definitiva, más allá de Villa Clara u otra región del país, está algo que si compete a todos, Cuba.
28/1/2014

Esta entrada fue publicada en béisbol, Cuba, deporte y etiquetada , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s