PEQUEÑOS GRANDES FORMATOS


Camagüey, es una ciudad a la que algunos llaman de los Tinajones, otros de las iglesias, y también se le distingue por sus poetas que profusamente llenan el entorno desde el siglo XVII y son parte de esa vanguardia cultural cubana, imprescindible en la formación de la nación.

En ese amplio diapasón las artes plásticas desempeñan un rol de vital importancia, en el desarrollo, promoción y creación de las obras, de ahí la gran cantidad de galerías y salones expositivos, entre los que se encuentran República 289, “Alejo Carpentier”, “Fidelio Ponce de León”, “Julián Morales” y “Salvador Cisneros Betancourt”, en una lista que ronda los 20 lugares de ese tipo en organismos, organizaciones e instituciones en una capital provincial con poco más de 300 mil habitantes.

Por tal razón los camagüeyanos volvieron a convocar y organizar la Bienal Regional de Pequeño Formato, a la que en su VIII edición, respondieron más de 100 artistas de las zona centro oriental de la isla, quienes expresaron su quehacer de diversas formas.

Es cierto que la Bienal se celebra cada dos años, es una fiesta “innombrable”, pero en su proceso aquella semilla sembrada hace más de diez años por Omar González y Julio Hernández, en el Proyecto Sociocultural Ejo, crece fuerte y saludable, acera del pequeño Formato el crítico Jorge Santos Caballero: señaló: “Justo hacia esa comprensión es que debemos dirigirnos para entender el porqué del Pequeño Formato, como medio de extensión invaluable para elevar la cultura de todos…”.

Así, en medio de las obras y sus creadores, se sucedieron las llamadas actividades colaterales, conferencias, muestras personales y otras acciones y desde luego los premios que en esta ocasión cayeron en manos jóvenes, lo cual reafirma que a pasos agigantados se acerca las múltiples hornadas de artistas fruto de un proceso de formación inigualable.

El jurado del evento otorgó el Primer Premio del evento, a Massiel García Tirador por su obra “Como las piedras, Rosa la piedra”, mientras el segundo lugar lo obtuvo Mailén Viamontes Ruiz con su pieza “Concedido”; y el tercero legó a las manos de Dionni Caneda Navarro con una pieza titulada “Aldea global, el sueño de Nin Rod”.

Otras instituciones también entregaron menciones y reconocimientos como el del Consejo de las Artes Plásticas de Camagüey al joven instructor de arte Dariel Lewis López y su obra “Los caballeros del pueblo”.

Esta entrada fue publicada en artes plásticas, Camagüey, Cuba, cultura y etiquetada , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s