VICTORIA CUBANA EN LA ONU


Esta pudiera ser la crónica de una votación anunciada, pues para nadie era un secreto, ni exista dudas que la Resolución cubana en contra del bloqueo impuesto por los distintos gobiernos de los Estados Unidos contra la Isla, contaría una vez más con el apoyo mayoritario de los países presentes en la 68 sección de la Asamblea General de la Organización de Naciones Unidas, (ONU).

Por 22 ocasiones consecutivas desde que en el año 1991 se llevara a discusión el documento “sobre la necesidad de poner fin al cerco” ejercido por las 11 administraciones norteamericanas, los representantes de 188 naciones participantes en el foro han dado respaldo creciente y sostenido a la posición de Cuba.

Es evidente en la actual situación que la ceguera política estadounidense en ese tema ha aislado a ese país del resto de la comunidad internacional salvo el acompañamiento intrascendente de Israel, su principal acolito en las correrías por el mundo árabe y la abstención de tres minúsculas naciones, Islas Marshall, Micronesia y Palau.

El informe presentado por el Ministro de Relaciones Exteriores de Cuba Bruno Rodríguez Parrilla denuncia la permanencia del injusto bloqueo por más de 50 años que en el orden económico financiero y comercial tiene un estimado que supera en un billón 157 mil 327 millones de dólares.

Un ejemplo como expresó el Canciller es que “el Departamento de Comercio de los Estados Unidos ha puesto como condiciones para emitir una licencia que autorice cualquier suministro de equipos, dispositivos o medicamentos, al Cardiocentro Pediátrico William Soler de La Habana, el uso exclusivo de estos en pacientes cubanos, monitorear su destino final, que no se utilicen en actos de tortura, en violaciones de derechos humanos, en producciones biotecnológicas, ni sean re-exportados. En el Apéndice E del formulario de la licencia, pide numerosos datos para cerciorarse de que el Cardiocentro no tiene vínculos con la producción de armas químicas y biológicas, con tecnologías de misiles, ni armas nucleares.

“Decenas de prestigiosos especialistas, al menos cinco reconocidos hospitales estadounidenses y muchos otros en el planeta conocen bien esta institución especializada en Cardiología y Cardiocirugía pediátricas, que desde el (año) 2010, ha operado del corazón a 1 101 niños y atendido a decenas de miles de pequeños pacientes”.

Esto habla a las claras que lejos de acatar el espíritu y la letra de las 21 resoluciones anteriores la Casa Blanca ha hecho caso omiso del reclamo universal, y por el contrario ha reforzado las medidas de coerción con el único propósito de aniquilar a la Revolución, por medio del hambre, la miseria y las enfermedades, en contra del pueblo.

A legislaciones como la de Ajuste Cubano se han incorporado otras leyes como la Torreceli y las Helms-Burtón, que incluso afectan a terceros, tienen como objetivo recrudecer el impacto negativo en la población como remedó de los peores tiempos de la llamada guerra fría.

Prueba de esas políticas extraterritoriales está en el hecho de más de 30 empresas de distintas nacionalidades han sido multadas en virtud de esas a unos 2 mil 446 millones de dólares en los últimos tres años y medio del mandato del señor Barack Obama.

Al votar por la Resolución cubana esos otros 187 países ejercen en el seno de la Asamblea General de la ONU, no solo su derecho de defender la justa causa de la isla caribeña, sino asimismo de esos mecanismos y engendros similares que también los afectan.

Como señaló Bruno Rodríguez Parrilla, en su intervención ante el 68 periodo de sesiones: “El Gobierno de Cuba, como expresión de su voluntad de paz y convivencia respetuosa, reitera su disposición a avanzar hacia la normalización de las relaciones bilaterales y ratifica su disposición para establecer un diálogo serio, constructivo, en condiciones de igualdad y pleno respeto a nuestra independencia”.

Comienza una nueva etapa veremos si la cordura, algo difícil de es alcanzar, llena el pensamiento de los que dirigen el Imperio, mientras Cuba continuará adelante su batalla en contra del bloqueo.

Esta entrada fue publicada en Cuba, política y etiquetada , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s