CAMILO, LOS 100 FUEGOS DEL SOL


Rostro de bárbara hirsuta, ojos cargados de amor, sombrero alón cubriendo la cabeza y una sonrisa a flor de labio que llenaba de luz todo el entorno en que se encontraba.

Personalidad marcada por el amor a la historia de la patria, la conciencia martiana, el respecto a quienes en el siglo anterior intentaron liberar e país del yugo colonial, y el valor personal a toda prueba, fueron características que salía desde lo más hondo de su ser.

Hombre salido de las entrañas del pueblo, revolucionario anónimo, incorporado en las últimas horas en la expedición histórica de Tuxpan a las Coloradas.

Combatiente transformado en Señor de la Vanguardia, como fuera bautizado por Ernesto Che Guevara, el argentino, hermano, amigo, que veía en él, las cualidades intrínsecas del guerrillero, capaz de compartir la magra ración de una lata de leche condensada, de adquirir el conocimiento necesario para encabezar el ejército y llegar con su arrojo a ser el Jefe, el Comandante querido por el pueblo.

Así era Camilo Cienfuegos, el Héroe de Yaguajay, el hombre de confianza de Fidel Castro, para poner fin a la conjura de los traidores, el revolucionario que se convirtió en sol con su paso a la eternidad.

Esta entrada fue publicada en Cuba, historia y etiquetada , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s