DEPORTE VS BLOQUEO, MÁS DE 50 AÑOS DE INJUSTICIA


A las 12 y un minuto de la madrugada del siete de febrero de 1962, el entonces presidente de los Estados Unidos John F. Kennedy decretó el bloqueo total contra Cuba, al amparo de la Sección 620ª, de la Ley de Ayuda Extranjera, aprobada en septiembre de 1961.

Y es bien decir bloqueo total, porque no solo abarcó la parte económica, comercial y financiera, sino que se extendió al campo diplomático, educacional, cultural y deportivo el cual se mantiene aún después de más de 50 años, catalogada como la expresión más elevada de una política cruel e inhumana, carente de legalidad y legitimidad y deliberadamente diseñada para provocar hambre, enfermedades y desesperación en la población cubana.

Nada ha cambiado a pesar del paso de once administraciones por la Casa Blanca y ratificada recientemente por su actual inquilino el cuestionado Premio Nobel de la Paz Barack Obama.

A pesar de lo que algunos piensan, los deportistas de la Isla han sido víctimas durante más de cinco décadas de estas acciones que comenzaron aparecer cuando le fue retirada la franquicia al equipo “Cuban Sugar King”, perteneciente a la Liga Profesional de la Florida.

Luego vendría la imposibilidad de adquirir implementos deportivos en los Estados Unidos, la negativa de que los deportistas de la Mayor de las Antillas pudieran intervenir en distintas competencias internacionales, entre ellos el Campeonato Mundial de Béisbol en Colombia, 1965, cuando no se le entregaron las visas de entrada a ese país.

Otro hecho similar tuvo lugar un año después durante los X Juegos Centroamericanos y del Caribe en que se trató de impedir la asistencia de los atletas a ese evento en la que se puso de relieve la inteligencia de la dirección de la nación, así como la dignidad y el valor de los hombres y mujeres que integraron la delegación.

Muchas más acciones contra el deporte han ocurrido desde entonces que demuestran claramente esa postura, una de ella fue la negativa de entregar el premio en metálico, 10 000 dólares, obtenido por el fallecido Gran Maestro Guillermo García, ocupante del segundo lugar en el Open de Ajedrez de Nueva York en 1988, al menos que este decidiera desertar y radicarse en el exterior-

Otras campañas como es la estimulación para que los peloteros cubanos salgan de la Isla, para lo cual la Major League Basseball, (MLB) solo autoriza el desempeño de estos jugadores en cualquier liga, siempre y cuando fijen su residencia fuera de Cuba.

El dinero que le correspondía al país en los Clásicos Mundiales de Béisbol, no se le ha entregado por esas cláusulas absurdas que impone el gobierno norteamericano.

Todo eso es fruto de la decisión de un pueblo que ha decidido elegir un sistema social de forma soberana, con defectos y virtudes, pero que no se rinde a la prepotencia imperial del vecino situado a 90 millas de sus costas.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en ajedrez, béisbol, Cuba, deporte y etiquetada , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s