MARCHA COMBATIENTE CAMAGUEYANA


Este 21 de octubre el pueblo camagüeyano conmemora 54 años de haber protagonizado una marcha popular inédita, acompañando al Comandante en Jefe Fidel Castro Ruz para frustrar los intentos contrarrevolucionarios de Hubert Matos y la camarilla de traidores que lo aupaba.

Fueron miles los hijos de la tierra de Ignacio Agramonte y Loynaz, quienes hicieron valer aquellas históricas palabras pronunciadas por el ilustre patriota de la guerra de 1868, cuando en respuesta serena, rápida y viril respondió a los Huber Matos de aquellos tiempos, diciéndole que continuaría la lucha con la vergüenza de los cubanos.

Aquella mañana en que la traición se paseaba por el entonces cuartel del Regimiento Número dos, los revolucionarios camagüeyanos alertaron a la más alta dirección del país de los planes vesánicos de Matos y su grupo, y con la visión que siempre lo caracteriza Fidel envío al Camagüey, al soldado que en la Sierra juró preferir dejar de existir, antes que ser infiel a la confianza depositada en él, de conducir la columna “Antonio Maceo”.

Camilo Cienfuegos, con un grupo de combatientes llegó a la ciudad de los Tinajones y tomó el control del territorio con los oficiales leales, entre los que se encontraban el capitán Jorge Enrique Mendoza Reboredo y el comandante Arsenio García Dávila.

La presencia del Héroe de Yaguajay impactó en la tropa confusa por la vileza del traidor y dejó el camino expeditó para la sorpresiva llegada de Fidel al aeropuerto y su posterior unión con el pueblo agramontino que lo acompañó por las calles del centro histórico hasta la calle General Gómez, desde la cual encabezaría la multitudinaria caminata de trabajadores, estudiantes, hombres y mujeres enarbolando las banderas de la estrella solitaria y del 26 de Julio, que recorrieron el trayecto hasta el cuartel.

En aquella oportunidad Camilo Cienfuegos le diría al pueblo camagüeyano congregado frente al edificio de la sede militar: «Esta Revolución irá hasta sus límites finales (…). Esta Revolución, como en los días de la guerra, tiene solo dos caminos: Vencer o Morir.

Aquel hecho evidenciaría, no solo la valentía personal de Fidel y de Camilo, sino la posición firme del pueblo, que solo desplegando su gran fuerza moral y la fe inquebrantable en la Revolución y sus líderes, logró desbaratar en menos de 24 horas la conjura, Camilo lo afirmó aquella vez: “Hombres habrá traidores; pero pueblos no, y menos el de Camagüey”.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Camagüey, cinco héroes, historia y etiquetada , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s