FARIÑAS: LA OTRA CARA DE LA MONEDA


“El señor de los ayunos y sus damas de blanco”.

Guillermo Fariñas Hernández, el hombre de los “ayunos”  en Santa Clara, Cuba, para mostrar su desacato a las autoridades del país, al igual que Yoani Sánchez, logró por fin poner los pies fuera del verde caimán y viajar hacia aquellos lugares, donde están los amos a quienes ellos sirvieron.

“Coco”, comulgando su odio a la Revolución con el terrorista Luis Posada Carriles.

Algunas personas desconfiadas mantenían una lucecita encendida en el ático de sus pensamientos, esperando que todo lo que se dijera acerca de ellos, falta de conciencia y de escrúpulos eran mentiras infundadas por el gobierno de la Isla.

Fariñas, quien en sus representaciones teatrales como “disidente”, trataba de escenificar  la postura de un hombre casi al borde del fallecimiento por falta de alimentación provocada en sus mediáticas huelgas de hambre, en competencia con la otra huelguista de plantilla Marta Beatriz Roque, ahora reaparece en Miami fresco rozagante, y con buen talante, imagen que en nada se parece a la de aquel “moribundo”, actuación que le hubiera merecido un Premio “Oscar”.

En el paseo por las calles miamense, “Coco” como es conocido en su ciudad natal,  fue a derramar “lágrimas” a la tumba de Jorge Más Canosa, el extinto presidente de la tristemente célebre Fundación Nacional  Cubano Americana, (FNCA), pero no conforme con eso decidió reunirse con Luis Posada Carriles, el mayor terrorista del hemisferio occidental.

Y para rematar la afrenta el encuentro tuvo lugar en fecha cercana al seis de octubre, fecha en la que el pueblo cubano conmemoró el aniversario 37 del brutal atentado terrorista perpetrado contra un avión civil cubano en pleno vuelo el cual costó la vida a las 73 personas que viajaban  bordo de la nave, entre ellos pasajeros guyaneses y de la República Democrática de Corea.

Además, el connotado criminal en el encuentro estuvo otro de los contrarrevolucionarios más aviesos Huber Matos Benítez y junto a ellos una constelación de lo peor dela mafia cubano-americana de Miami.

Después de esta visita con más penas que gloria, en que Guillermo Fariñas se rasgó las vestiduras y salió a relucir  la verdadera calaña de su personalidad hipócrita, la cual quedó al desnudo ante el mundo. A fin de cuentas,  ¡Dios los cría y el Imperio los junta!.

 

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Cuba, internacionales, política y etiquetada , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s