VENTANA AL MUNDO: EL CASO DE LOS CINCO Y LA GRAN PRENSA


La gran prensa de los Estados Unidos, entiéndase los diarios de gran circulación y televisoras de mayor teleaudiencia han escrito y hablado bien poco, por no decir nada, del caso de los Cinco antiterroristas cubanos condenados en ese país del norte.

El silencio por respuesta a las violaciones cometidas a los derechos humanos y en el proceso judicial contra Gerardo Hernández, Fernando González Ramón Labañino, Antonio Guerrero y René González, así como el verdadero motivo por lo que estos tuvieron la necesidad de conocer los planes y acciones terroristas de los grupos contrarrevolucionarios hacia Cuba para impedir que volvieran a ocurrir hechos como el atentado cometido a una aeronave de cubana de aviación el seis de octubre de 1976 que costó la vida a 73 personas inocentes.

Sin embargo, la otra prensa, la amarillista de Miami, se encargó, previó el pago a determinados periodistas, de crear una enrarecida atmósfera para el amañado juicio llevado a cabo en la Florida.

El juicio y la condena tuvo más allá de cualquier delito, fue una vendetta política del gobierno de los Estados Unidos hecho en el cual Republicanos y Demócratas les va la vida en sus apetencias por conquistar el voto electoral por la silla presidencial de la Casa Blanca y los escaños del Congreso norteamericano.

Ante esa realidad apreciamos de valiente el artículo publicado el pasado cuatro de octubre en el “The Washington Post” por el investigador canadiense Stephe Kimber bajo el título: “Los Cinco estaban combatiendo el terrorismo. ¿Por qué los encarcelamos?”, el cual contrapone actitudes de unos y otros donde queda al descubierto la verdadera cara del Imperio.

Poco después del atentado del 11 de septiembre de 2001, el entonces mandatario George W. Bush declaró ““cualquier nación que continúe albergando o apoyando el terrorismo será considerada como un gobierno hostil por los Estados Unidos?”

Entonces como es posible que ese mismo Bush y con posteridad Obama den entrada y protección al más connotado terrorista del hemisferio occidental Luis Posada Carriles, quien sobre sus hombros recae la autoría intelectual del crimen de la voladura del avión de Barbado, los atentados contra las instalaciones turísticas en La Habana que costó la vida al joven italiano Fabio di Celmo y decenas de heridos, así como el plan de magnicidio contra Fidel Castro Ruz en Panamá en el año 2000 durante la Cumbre Iberoamericana.

El gobierno norteamericano no tiene argumentos legales, ni morales para mantener en cárceles a estos luchadores que contribuyeron al bienestar de la humanidad. El regreso de ellos a Cuba debe ser inmediato, basta de tanta ignominia.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Antiterroristas, cinco héroes, Cuba y etiquetada , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s