LAS VERDADERAS OBJECIONES


Algunas personas se llaman a engaño cuando el gobierno de los Estados Unidos de América, en pose de santurrón señala que es Cuba la que impide a sus ciudadanos y por ende a sus atletas, artistas y demás a viajar o trabajar en el vecino país del norte.

Pero regularmente más temprano que tarde, la careta de la hipocresía cae al suelo y se desgarra la vestidura y sale a relucir la verdadera imagen del Imperio.

Entre las varias medidas implementada por el Estado cubano en los últimos años y meses, esta la ley migratoria donde cada persona de la Isla puede emigrar libremente hacia donde estime más conveniente. ¿Y qué sucedió entonces pues quedó demostrado a través de hechos y declaraciones oficiales que la administración estadounidense es la que ha puesto por décadas las principales trabas para viajar hacia allí.

Ahora se presenta una situación similar con el acuerdo adoptada por el Consejo de Ministros de la República de Cuba que flexibiliza la atención a los deportistas y los entrenadores, acorde con los lineamientos de la política económica y social que el país refrendo en discusión popular y luego fue aprobado por el VI Congreso del Partido Comunista de Cuba (PCC).

Mientras el acuerdo es saludado favorablemente dentro y fuera de la Isla a 90 millas al norte los representantes del Imperio expresan que para ellos nada ha cambiado.

Un ejemplo lo dio John Sullivan, vocero de la Oficina para el Control de Activos Extranjeros, adscrita al Departamento del Tesoro, quien advirtió que la política estadounidense “no ha cambiado”.

“Los jugadores cubanos tienen que ser autorizados por una licencia de la Oficina”, dijo Sullivan a la Associated Press, (AP). “Para ser candidatos [a trabajar como profesionales en EE.UU.], tienen que demostrar que tienen una residencia permanente fuera de Cuba”.

Con anterioridad la participación cubana en el I, II, y III Clásico Mundial de Béisbol tuvo condicionada a que el equipo antillano no recibiera la parte de las ganancias económicas del torneo que le correspondía a cada conjunto y más recientemente han surgido otros entuertos con la posible participación de Cuba en la Serie del Caribe señalada para isla Margarita, Venezuela en el próximo mes de febrero de 2014.

Entre las acciones llevadas a cabo por ellos estuvo la amenaza a la Confederación de Béisbol del Caribe de que si la Mayor de las Antillas era aceptada en el certamen mencionado ellos no renegociarían el pacto para que los peloteros de la Major League Béisbol, (MLB), pudiesen intervenir en las ligas invernales de la región, algo que sin dudas sería desastroso para República Dominicana, Venezuela, Puerto Rico y México.

De hecho cualquier pelotero nacido en Cuba, con residencia en el verde caimán, no para poder intervenir en cualquiera de las ligas de la Gran Carpa al menos si no hace dejación de su condición de cubano que vive, respira, disfruta y ama a su país, una cuenta que cuando se tiene amor y cariño al terruño, a los familiares más querido, a los amigos que crecieron juntos, realmente resulta impagable.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en béisbol, Cuba, deporte y etiquetada , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s