MUNDIAL DE BOXEO A LA VISTA


El XVIII Campeonato Mundial de Boxeo organizado por la Asociación Internacional de Boxeo Amateur (AIBA), está como dice el habla popular al doblar de la esquina, cuando el próximo 14 de octubre suene la campana en Ama Aty, Kazajstán en señal de inicio del evento.

Se espera cifra récord de participantes individuales y por países en un torneo que ha logrado ganar el interés de la afición y los directivos deportivos a escala global.

El Congreso de la AIBA celebrado en 1973 en Montreal, Canadá tomó el trascendental acuerdo de celebrar estos Campeonatos Mundiales y los delegados presentes luego de vencer varios escollos, también decidieron que fuera Cuba la sede del Primer certamen.

A la justa en La Habana asistieron 263 atletas de 45 naciones quienes entre el 17 y el 30 de agosto de 1974, efectuaron los 210 combates, llenos de gran rivalidad que superó las expectativas en el Coliseo de la Ciudad Deportiva escenario de la contienda.

Hubo peleas inolvidables como aquella protagonizada por el cubano Gilberto Carrillo y el representante de la entonces Yugoslavia Mate Pavlo, ambos ya fallecidos. Fueron nueve minutos de intercambio brutal de golpes, donde uno y otro visitó en más de una ocasión la lona por la cuenta reglamentaria de protección, al final el triunfo fue para el europeo, quien dio un importante paso de avance para lograr la doble corona, (olímpica y mundial).

Otros nombres quedaron grabados en la memoria de los aficionados como el caso del puertorriqueño Wilfrerdo Gómez, temible pegador en la división gallo los 54 kilogramos, ninguno de sus cinco oponente termino de pie la pelea.
Años después Gómez llegará a campeón mundial profesional, igual que el ugandés Ayub Kalule, y los norteamericanos Howard David, y un aún desconocido León Spink, el hombre que ganaría el título olímpico en Montreal, 1976 y dos años después ganaría y perdería la corona del orbe de los pesos completos entre los púgiles rentados nada más y nada menos que contra el legendario Mohammed Alí.

Por Cuba, lograrían la gloria el gran Teófilo Stevenson, con el primero de sus tres títulos mundiales, Jorge Hernández, en los 48 kilos, Douglas Rodríguez, 51; Emilio Correa, 67,5; y Rolando Garbey, 71.

El respaldo popular a este I Campeonato Mundial fue total, la afición llenó de día y de noche el coliseo, un hecho que no se ha repetido otra vez en la historia de estos torneos.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en boxeo, Cuba, deporte y etiquetada , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s