CAMPESINOS CAMAGUEYANOS RECUERDAN CONGRESO


La Cooperativa de Crédito y Servicios, (CCS), “21 de Septiembre” situada en la ciudad de Camagüey fue sede para celebrar el aniversario 55 del Primer Congreso Campesino en Armas realizado en Soledad de Mayarí en el municipio de II Frente Oriental.

En la conmemoración Ángel Díaz López, presidente de la CCS agramontina, como hace 55 años el problema de la tierra, junto a la industrialización, la vivienda, el desempleo, la educación y la salud, denunciado por el líder de la Revolución Fidel Castro Ruz, en el alegato “La Historia me absolverá”, eran los principales temas que padecía no solo los campesinos cubanos sino, todo el pueblo.

El representante de los campesinos recordó como 85% de los pequeños agricultores cubanos pagaban renta y sufría la amenaza perenne del desalojo cuando más de la mitad de las mejores tierras estaban en poder de compañías extranjeras, mientras el 90% de los niños del campo eran devorados por los parásitos.

Esas fueron algunas de las razones que animaron el asalto al cielo, los ataques a los cuarteles “Guillermón Moncada” en Santiago de Cuba, y “Carlos Manuel de Céspedes” en Granma y las posteriores epopeyas del Granma, la guerra en la Sierra Maestra y el alumbramiento de la Revolución y la Ley de Reforma Agraria, que termino con los latifundios y entregó la tierra a quienes la producen.

Por su parte Amado Montero Martínez, uno de los 181 integrantes de la CCS “21 de Septiembre”, señaló que en esa unidad los campesinos laboran fuertemente en varias líneas productivas, la ganadería, porcino, ganado menor, y también con gran fuerza en los cultivos varios, en especial la siembra de frutas y árboles maderables.

Agregó el cooperativista que ellos están enfrascados en la siembra de más de 3 500 posturas de mango y guayaba en unas cuatro hectáreas de tierras en la zona de la circunvalación norte de la ciudad aledaña a la Fábrica de Cervezas “Tínima”, tarea que está prácticamente terminada.

Con el espíritu que siempre ha caracterizado a los hombres y mujeres de campo, trabajan fuertemente para garantizar altas producciones agrícolas y pecuarias con el propósito de sustituir importaciones y evitar el pago de unos dos mil millones de dólares en alimentos que pueden y deben ser sacados de la tierra en Cuba, como respuesta al llamado del General de Ejercito Raúl Castro Ruz, para ello toman como hace más de medio siglo el llamado de aquel Primer Congreso Campesino, “Unidad” .

Anuncios
Esta entrada fue publicada en agricultura, sociedad y etiquetada , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s