VENTANA AL MUNDO: EL APETITO VORAZ DEL IMPERIO



Muchas personas en el mundo pensaron, que con la desaparición de la antigua Unión Soviética, y con ella el campo socialista en Europa del Este, y crearse un mundo unipolar, la guerra fría habría llegado a su final, sin embargo, tal situación en la década final siglo XX y en los primeros años del actual XXI, solo ha servido para que los Estados Unidos trate de implantar su hegemonía por todos los continentes.

Qué otra cosa podía esperarse del gobierno de esa nación y los grupos de poder que se esconde detrás del sillón presidencial de la oficina oval de la Casa Blanca en Washington, Bush padre, primero, Clinton después, otro Bush, el hijo, a continuación y ahora el primer mandatario de origen afronorteamericano Obama, han seguido al pie de la letra el guión que los poderosos han dictado.

Una parte de Europa, para afianzar la influencia en ese continente, África del Norte y el Medio Oriente, con basamento económico en el petróleo y sus derivados, han sido los escenarios escogidos para desarrollar la “guerra caliente” que ya ha costado miles de vidas humanas, desplazamientos de poblaciones, crisis, hambre y miseria por doquier.

Luego de las anteriores escaladas que fraccionaron a Yugoslavia, le llegó el turno a Irak, Afganistán, Libia, y ahora es Siria el nuevo botín que el imperio trata de rifar entre sus aliados de la Organización del Tratado del Atlántico Norte, la tenebrosa OTAN, sin olvidar la perenne masacre que Israel, el gran protegido de los Estados Unidos, lleva cabo cada día contra el pueblo palestino.

La partitura ha sido la misma a la usada con anterioridad en aquellos lugares, la creación de conflictos internos que traigan aparejado la desestabilización de esos pueblos y la utilización de soldados a sueldo con la complicidad de otras naciones, incluso de la propia región acompañado de una campaña mediática que permita engañar al mundo acerca de los verdaderos fines que persiguen con estas contiendas son los modelos utilizados.

El pasado día 28 de agosto el presidente de Estados Unidos, Barack Obama, por cierto a quien le regalaron el título de Premio Nobel de la Paz, presentó la opción de un ataque militar limitado contra Siria durante una entrevista para la televisión pública de su país.

El argumento baladí es la utilización del ejército sirio de armas químicas en los suburbios de Damasco que al decir de esas “fuentes” causó la muerte de cientos de personas.

Tales denuncias vinieron de los escuadrones yanquis de la muerte en Siria, financiados por las democráticas Arabia Saudita, Qatar y demás petromonarquías del Golfo Pérsico, las cuales operan bajo el nombre de Ejército Sirio Libre y están formados por franquicias de Al Qaeda, la misma organización que preparó, armó y financió, contra la presencia de la en Afganistán, así como los asesinos de Al Nusra y mercenarios jordanos, iraquíes, libios y chechenos, entre otros.

Como en otras ocasiones y pasando por encima de la Organización de Naciones Unidas, (ONU), máximo organismo multilateral, el gobierno norteamericano espera contar con la colaboración de las fuerzas armadas de sus aliados.

Obama aseguró que los funcionarios de su país creen que el Gobierno sirio es responsable por los ataques de hace una semana, y no piensan que la oposición al presidente Bashar al-Assad hayan tenido participación en ellos,
“los intereses nacionales de Estados Unidos podrían estar en riesgo si las armas químicas sirias caen en las manos equivocadas” dijo el mandatario.

Pero, para algunos observadores internacionales los verdaderos motivos están claros, controlar el petróleo de la región, dar un paso en el acercamiento hacia Irán, otro de los sueños no logrado por el Imperio y lanzar un desafío a Rusia y China, dos eternos rivales que se oponen a cualquier solución armada en ese contexto.

El presidente sirio, Bashar al Asadv por su parte expresó que “Siria se defenderá contra cualquier agresión y las amenazas no hacen más que aumentar su apego a sus principios y a su independencia” dijo el gobernante.

Numerosos países han denunciado la injerencia de la OTAN y sus aliados en suelo sirio y expresado su preocupación ante una contienda bélica de consecuencias imprevisibles, ojala que el señor Obama recuerde que él es tributario del Premio Nobel de la Paz y haga una contribución seria en ese sentido a través de una solución política y diplomática, y no con el uso de las armas.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en áfrica, europa, internacionales, medio oriente y etiquetada , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s