VENTANA AL MUNDO: COLOMBIA LA PAZ AUSENTE


 

Colombia vive momentos de tensión ante la presencia del conflicto creado en la zona de Catatumbo en el Norte de Santander, entre campesinos y el gobierno del presidente Juan Manuel Santos.

Mientras se busca solución pacífica a más de 60 años de enfrentamiento armado entre las fuerzas guerrilleras y los militares gubernamentales, en Catatumbo ha surgido una nueva confrontación de carácter social que ha dejado víctimas fatales, heridos y detenidos. En el centro de ambos problemas está la situación de la tierra y la necesidad de una mayor atención por parte del Estado al sector campesino.

Las protestas en Catatumbo han sido respondida de forma violenta por las fuerzas militares y paramilitares, desestimando de primera intención la necesidad de resolver el conflicto por la vía del diálogo y la negociación entre las partes involucradas, no obstante en los días más recientes se han dado pasos en ese sentido con el propósito de formalizar las reuniones con la participación de una comisión humanitaria integrada por varios parlamentarios.

Los manifestantes reclaman la conformación de una zona de reserva campesina como punto esencial en la negociación que garantice el desarrollo agrícola de la región , para ello han propuesto la eliminación de algunos cultivos cuyo uso tiene un carácter ilícito, al respecto el parlamentario Iván Cepeda señaló que esa es una de las razones del conflicto social actual.

En medio de la actual situación en el Catatumbo no se puede dejar de tener en consideración que esta fue una de las primeras zonas de explotación petrolera en Colombia, llamada la Concesión, la cual en 1936 paso a manos de las transnacionales estadounidenses Texas Petroleum y MóbilOil, de tal manera que el importante recurso natural dejó de ser de la mayoría del pueblo colombiano para enriquecer a los monopolios extranjeros, generando un nuevo conflicto humano subyacente en el drama que vive la región.

A esto se añade las ideas anexionistas del gobierno de Santos de incorporar al país a la Organización del Tratado del Atlántico Norte, objetivo no satisfecho por los integrantes de la OTAN, tuvo la secuela de armonizar relaciones que no traerán bienestar.

La paz tan añorada por la población de Colombia no acaba de encontrar un asidero firme que resuelva la tranquilidad ciudadana de ese país así como la del continente, porque indiscutiblemente los países vecinos viven con preocupación la inestabilidad de una nación que debe marchar como un baluarte más en la unidad latinoamericana y caribeña.

Esta entrada fue publicada en internacionales, latinaomérica y etiquetada , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s