VENTANA AL MUNDO: MALCOLM X


El pasado 19 de mayo se cumplieron 88 años del natalicio de Malcolm X, uno de los más importantes y activo líder político de la nación norteamericana del pasado siglo XX.

Malcolm Litle, fue el séptimo hijo del matrimonio formado por los esposos, el reverendo Earl un fiel seguidor de las ideas Marcus Garvey y la abogada Louise Litle. Su vida fue una historia azarosa la cual ha sido contada en libros, en otras de teatro y el cine.

Aquel hombre negro de piel rojiza, conoció el desamparo de ser huérfano de padre desde temprana edad, a quien asesinaron los integrantes del Ku Klus Klan, organización de extrema derecha en Estados Unidos, creada en el siglo XIX, inmediatamente después de la Guerra de Secesión, la cual como doctrina promueve la xenofobia, así como la supremacía de la raza blanca, homofobia, el antisemitismo, racismo, anticomunismo y el anticatolicismo, caracterizada por actos terroristas, la violencia y el asesinato.

Este hecho provocó posteriores desajustes mentales en la madre Malcolm, la dispersión de él y sus hermanos por diferentes casas y orfelinatos y la llegada a una adolescencia y juventud sin futuro que paso a paso lo fue empujando hacia la marginalidad y la delincuencia.

Conoció de la prisión, pero encontró la vía de reencontrarse como hombre, no ante la sociedad que le había destrozado buena parte de su vida, sino ante si mismo, fue allí donde comenzó su “resurrección”, que lo llevaría por diferentes facetas del desarrollo en el pensamiento filosófico y político, hasta convertirse en una figura de alcance nacional e internacional en la lucha contra el racismo y los derechos humanos.

El primer sendero encontrado fue con La Nación del Islam organización de carácter religioso y sociopolítica fundada en los Estados Unidos de América por Wallace Fard Muhammad en 1930 con el fin de resucitar la conciencia espiritual, mental, social y económica de los hombres y mujeres negros musulmanes de los Estados Unidos y del resto del mundo.

A ella Malcolm X, nombre adoptado allí, dedicó varios años de su fecunda existencia hasta que comprendió que ese camino no lo conduciría hacia el verdadero objetivo debido a hechos que contradecían las doctrinas que predicaban por ese motivo funda en abril de 1964 la Muslim Mosque, Inc., y la organización de la Unidad Afronorteamericana, este último grupo que abogaba por el nacionalismo negro, todavía permeado por las ideas de La Nación del Islam, pero en ese tiempo decide viajar a La Meca, lugar donde aprecia el intercambio sin prejuicios raciales de las personas que visitaban ese sagrado lugar.

Inicia así una nueva esta en su pensamiento al comprender que la discriminación de razas es producto del sistema social al cual en los últimos años de su existencia llama por el verdadero nombre capitalista e imperialismo.

En una charla pronunciada en Cleveland, el tres de abril de 1964 señala: “Habló como una víctima del sistema norteamericano. Y veo a los Estados Unios a través de los ojos de las víctimas. No veo ningún sueño norteamericano; veo una pesadilla norteamericana”.

En un llamamiento dirigido a los jefes de Estado de la organización Africana celebrada en eEl Cairo en julio de 1964 decía: “Nuestro problema es el problema de ustedes. No es ni un problema negro ni un problema norteamericano. Es un problema mundial: (…) No es un problema de derechos civiles, sino un problema de derechos humanos”.

Y alertaba: “Rogamos porque nuestros hermanos africanos no se hayan liberado del colonialismo europeo sólo para que ahora sean sometidos y controlados por el dolarismo norteamericano. No permitan que el racismo norteamericano sea “legalizado” por el dolarismo norteamericano.

Malcolm X, se da perfecta cuenta de los cambios que anunciaban los procesos de liberación de los países subdesarrollados de África y América en especial Cuba, hacia esa tendencia marchaba su pensamiento el cual quedó truncó la tarde del 21 de febrero de 1965, cuando fue asesinado en un auditórium de Manhattan.

El crimen recayó en manos de sus antiguos compañeros de La Nación de la Islam, pero detrás de ellos se movieron fuerzas poderosas del sistema de ese país, incluidos el Buró Federal de Investigaciones y la Agencia Central de Inteligencia.

Esta entrada fue publicada en afrodescedencia, historia, internacionales y etiquetada , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s