SEQUIA DE TRIUNFOS PARA EL DEPORTE CUBANO


Los resultados internacionales del deporte cubano no han transitado por su mejor momento en los últimos cinco años, lo cual es una preocupación para la afición de la isla acostumbrada a disfrutar de los éxitos de sus atletas en los más encumbrados escenarios del planeta.

No es intención en estas líneas establecer un análisis científico sobre el tema, pero si exponer algunas ideas que como golpe de martillo retumban en las cabezas de muchas personas.

Varias son las, posibles o reales, causas de cierto retroceso observado, una de ella es el avance alcanzado por un número importante de países del tercer mundo, debido al propio ejemplo dado por Cuba en el ámbito del deporte, lo cual ha llamado el interés de muchos gobiernos progresistas y no progresistas que en la actualidad prestan atención diferenciada a esta actividad.

Esto ha traído por consecuencia que muchos entrenadores de alto nivel en la Mayor de las Antillas presten colaboración en esos lugares, donde han puesto en función más de 50 años de experiencias acumuladas en el plano científico-técnico, validada con el potencial de las universidades y de especialistas de alto nivel.

Por otra parte está la expansión del profesionalismo, aún con sus efectos nocivos sobre la sociedad, pero que en naciones llenas de hambre y pobreza es una posible vía de escape a los problemas económicos que afrontan las juventudes en esos lugares.

Es cierto que ninguna otra nación ha padecido, en la historia de la humanidad los efectos de un bloqueo que Imperialismo yanqui ha impuesto a Cuba en estas últimas cinco décadas, que no solo ha abarcado la economía y, sino se ha extendido a todos los sectores de la sociedad, además de la derrumbe del campo socialista y la fragmentación de la Unión Soviética estos últimos principales eslabones para el desarrollo a través de un sistema de competencias y topes amistosos.

Ahora bien, no se puede obviar que internamente se han cometido evidentes errores, como es la desatención a la base, una por escasez conocida de implementos y medios, pero, también por no establecer prioridades, métodos de selección que solo admiten el tránsito de los atletas por todo el proceso del alto rendimiento, sin dejar margen a posibles actores que no hayan conocido esas vías, pero que cuentan con el talento y el potencial requerido para grandes desempeños.

En este orden mencionemos algunos atletas que no tuvieron ese camino y llegaron a cumbres, como son el velocista Andrés Simón, campeón mundial bajo techo, Noangel Luaces, baloncetista; José Ariel Contreras, lanzador de béisbol, por solo citar unos pocos.

Y es que es indispensable visitar hasta los más lugares recónditos de la geografía nacional donde se pueden descubrir atletas con el talento idóneo en cuanto a somatotipo, la otra parte la técnica es responsabilidad los entrenadores de propiciarla y hacer su trabajo ese sentido de pertenencia que parece tan lejano en el tiempo.

Esta entrada fue publicada en deporte y etiquetada , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s