LA NACION CUBANA VA


El anunció hace unos días de la nueva Ley Migratoria de Cuba y de otras medidas adoptadas recientemente han despertado interés, simpatía y apoyo por cubanos residentes a uno y otro lado del estrecho de la Florida y también en aquellos diseminados por otras partes del mundo.

Como ya hemos expresado en otras ocasiones los pasos dados por el Gobierno revolucionario denotan la madurez que le brinda más de 50 años de ejercicio democrático en el poder, aunque también hay escépticos o dolidos, porque la acción hostil que realizan al servicio de los Estados Unidos queda menguada y al desnudo.

El Estado cubano acomete esta tarea consciente de la necesidad de adecuar las relaciones de la nación con su emigración y a la vez aplicar nuevas formas que garanticen un movimiento migratorio legal, seguro y ordenado y con ello contribuir al sueño popular de alcanzar más justicia social base esencial de la Revolución.

La nueva legislación igualmente permite que los que viven en la Isla tengan mayores opciones de intercambiar con el resto del mundo, ya sea en relaciones científicas, deportivas, culturales, o de simple placer sin sufrir las molestias de trámites engorrosos y de carácter burocrático que a partir del próximo mes de enero serán recuerdos del pasado.

Igualmente personas que habían salido del país, por vías ilegales después de los acuerdos migratorios de 1994 tendrán oportunidades de reencontrarse con su suelo natal de forma temporal.

Algunos expresan criterios en desacuerdo con el soberano derecho que tiene el Gobierno revolucionario de protegerse de las campañas que desde hace más de cinco décadas llevan a cabo la administración norteamericana contra la Mayor de las Antillas y una de ella es la llamada Ley de Ajuste Cubano vigente de 1966, la cual es única en su tipo y que favorece a aquellas personas que arriban de manera ilegal a la nación norteña, lo cual beneficia los fines propagandísticos, mientras no pocos que acuden a la Sección de Intereses de los Estados Unidos en La Habana reciben un no por respuesta a la solicitud de visas.

Quien puede negar los múltiples operativos montados por los servicios de inteligencia y los departamentos federales de EE. UU., a través de once administraciones con el propósito de provocar las deserciones de los profesionales de la salud, deportistas y otros especialistas altamente calificados, hechos conocidos y comprobado a través de documentos desclasificados por el gobierno de ese país.

Por esa razón el Estado cubano tomará las medidas pertinentes para proteger ese capital humano formado con el esfuerzo, el sacrificio y la sangre de todo un pueblo, por demás pobre, pero que no está dispuesto a servir en bandeja de plata esos recursos en las fauces voraces del Imperio.

Pero, aún así para esas personas existirán vías y alternativas que les permita satisfacer sus anhelos, como ya dijéramos en otra ocasión el balón está en la otra parte del terreno y por noticias llegadas desde el norte al parecer no encuentran, o no saben como responder a la transparencia de la estrategia caribeña, sus voceros solo han dicho que mantendrán el mismo tratamiento a la migración, y al propio tiempo, por si acaso, aprietan las tuercas a sus aliados para que le sigan la rima. Sin embargo, a pesar de todo, la nación cubana va.

Esta entrada fue publicada en política, sociedad y etiquetada , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s