SUEÑOS PERDIDOS EN UNA CRISIS CALIENTE


El sueño norteamericano, es perseguido por numerosas personas de todo el planeta y los atletas tampoco han podido dejar de sucumbir a los cantos de sirena del deporte profesional como solución a todos sus problemas existenciales.

Solo que en estos tiempos de crisis los sueños suele disiparse para dejar paso a las pesadillas que atenazan la mente de esos atletas que sin juventud y el virtuosismo que atrae el campo mediático hasta subir el estrellato, se convierten en simples jornaleros.

Hoy, el béisbol trata de buscar un lugar en el concierto de naciones y en algunos países de Europa hay ligas donde estos peloteros-jornaleros buscan la forma de ganarse algunos pesos con los cuales estabilizar sus tambaleantes economías personales, ejemplos existen muchos, traemos a colación uno de ellos.

Remigio Leal

Remigio Leal, perteneció como lanzador a la selección pinareña, su nombre no estuvo a la altura de los grandes de esa región cubana, que tantas glorias brindaron al país, pero contribuyó a los éxitos de esos equipos en las Series Nacionales.

Una política a todas luces mal aplicada a mediados de los años ´90 que promovió el retiro masivo de un grupo de peloteros, y ratificada en su momento, sirvió de trampolín a este hombre en plena facultades a lanzarse a una aventura que lo alejo de su querida Isla, hoy con 49 años de edad sigue lanzando para equipos de las ligas de España e Italia, y espera hacerlo hasta los 50.

Sin embargo, el béisbol no es su única fuente de ingreso en reciente entrevista al Nuevo Herald, reproducida en su versión digital, Leal confianza que en el país de las paellas y las fabadas hay que trabajar hasta 12 horas ya que la paga de la pelota solo daba para casi la mitad del año.

A esta situación se sumó la crisis económica que mantiene a los gobiernos de Zapatero primero, y Rajoy ahora al borde de la hecatombe, así que desde 2009 comenta Remigio Leal marchó a la vecina Italia, con mejor renumeración, pero solo una parte del año.

Dejemos que el propio atleta defina la vida en la vieja, culta pero explosiva Europa en el siglo XXI:

“En Europa como en cualquier parte del mundo, dice Leal; a veces no puedes pensar en lo que has sido, sino que tienes que trabajar en lo que realmente la vida te dé. (…) Una vez tuve un turno desde las 6 de la mañana hasta las 2 de la tarde en un supermercado y luego me tocaba entrenar y jugar pelota”, dijo finalmente.

En un artículo el periodista Edmundo García escribe: “¿Por qué no pueden jugar los peloteros cubanos en las grandes ligas u otra liga profesional menor de los Estados Unidos sin que rompan con su país? (…) No pueden hacerlo porque sencillamente OFAC (Office of Foreign Assets Control), la Oficina de Control de Activos Extranjeros perteneciente al Departamento del Tesoro de los Estados Unidos, no les permite cobrar un centavo si esa ruptura no se produce”.

A pesar de todo lo que se diga sigue siendo dura la vida de un emigrado, este que hemos visto no es el único ejemplo, pero si una muestra triste.

Esta entrada fue publicada en béisbol, deporte y etiquetada , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s