ADIOS AL ÚLTIMO DE LOS MOHICANOS


Cuando el fuego de la gran olimpíada de Londres comenzaba ser un recuerdo en el pasado, en Belgrado, Servia, fallecía el pasado 14 de agosto el Gran Maestro Internacional de Ajedrez Svetozar Gligoric, quizás el último trebejista de una época gloriosa, en la cual se situó a la altura de los mejores de su tiempo, Mijail Botvinnik, Vassily Smislov, Mijail Tal, Tigran Petrosián y Miguel Najdorf, por solo mencionar algunos de aquellos que conocieron el olimpo de la gloria y otros que estuvieron bien cerca de alcanzarlo.

El reconocido ajedrecista nació el dos de febrero de 1923 y fue una de las figuras refulgentes en el arte de los trebejos durante las décadas de los años ´50 y ´60 del pasado siglo XX, donde también destacó como pedagogo, teóricos de gran profundidad en la investigación, principalmente en la defensa India del Rey, la apertura Ruy López y la defensa Siciliana, agudo comentarista que escribió con tino en periódicos y revistas especializada, entre ellas la “Jaque Mate” y “Radio Rebelde” de Cuba, donde los amantes de los destinos de Caissa tuvieron el placer de maravillarse con sus analices y escritos.

Gligoric visitó varias veces La Habana, la primera vez en 1952, cuando se celebró el torneo Internacional dedicado a José Raúl Capablanca y al Cincuentenario de la República, en el cual intervinieron Miguel Najdorf y Samuel Reshevsky, ocupantes de los dos primeros puestos.

Luego volvería a Cuba en varias ediciones después de 1959 a participar en los Capablanca In memoriam y en la Olimpíada de 1966 celebrada en La Habana.

Durante muchos años fue el mejor ajedrecista de la entonces Yugoslavia y en 12 ocasiones conquistó el título, algunas veces compartido, de aquel país y representó a la nación en 13 Olimpíadas de ajedrez en las cuales alcanzó dos medallas de oro, seis de plata y cinco de bronce y triunfos en

Escribió años para las revistas Chess Review y Chess Life, en las que su columna “La partida del mes” solía ser una completa monografía acerca de la apertura usada en la partida en cuestión más un conjunto de exhaustivas anotaciones.

Entre los libros que legó está el del Campeonato Mundial entre Robert Fischer y Boris Spasski celebrado en Reikiavik, Islandia, y contribuyó regularmente a la compilación trimestral (más recientemente, cuatrimestral) Chess Informant de las partidas de ajedrez más importantes del mundo, amante a la música, guerrillero contra el fascismo alemán en la II Guerra Mundial, caballero en toda la extensión de la palabra, Svetozar Gligoric abandono el mundo real a los 89 años de edad victima de un accidente cerebrovascular. Cayó uno de los grandes príncipes del reino Caissa.

 

Anuncios
Esta entrada fue publicada en ajedrez, deporte y etiquetada , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s