DE OLIMPIA A LONDRES 2012 (XIV)


El 29 de julio de 1948 se reunieron alrededor de 80 000 personas en el estadio de Wembley en Londres para la inauguración de los XIV Juegos Olímpicos de la era moderna, atrás quedaron relegados las citas de Tokio 1940 y la programada  para la propia capital del Reino Unido  en el año 1944, ambas suspendidas a causa dela II GuerraMundial.

Allí, Donald Finlay leyó el juramento de los atletas, y momentos después el Rey Jorge VI declaró inaugurada la competencia con la presencia récord de 59 naciones y 4 468 deportistas quienes intervinieron en 17 disciplinas.

Habían transcurrido tres años desde el final  de la contienda bélica y los horrores de aquel suceso estaban vivos aún en los corazones de miles de personas en todo el planeta. En Europa las secuelas eran evidentes, existía falta de alimentos y algunas delegaciones tuvieron que transportar  desde sus propios países parte de la comida diaria que consumían sus atletas.

Emil Zatopek

En la actividad competitiva nuevos nombres pasaron a ocupar los cintillos de la prensa internacional, el checoslovaco Emil Zatopeck, una verdadera locomotora humana en las carreras de fondo los húngaros Laszlo Papp, excelente boxeador  y Karoly Tákacs, tirador que se soprepusó a la perdida de su mano derecha  y aprendió a usar la izquierda para ganar un título dorado en la cita londinense, la holandesa Fanny Blamkers-Koen ganadora de cuatro medallas de oro en las pruebas de pista del atletismo, cada uno de ello posee una excelente hoja de servicio en beneficio del deporte olímpico, pero será  para otro momento.

Luego de 44 años Cuba alcanza  una presea, plata gracias a la actuación de Carlos de Cárdenas, padre e hijo, segundos en la prueba de Star Class con la embarcación Kurush III.

La delegación dela Mayorde las Antillas  asistió con 52 deportistas  en 10 disciplinas,  lo más notorio fue además la actuación de Rafael Fortún el camagüeyano conocido como la “bala de ébano”,  quien llega hasta la fase de semifinales en 100 y 200 metrosplanos, pero la mala alimentación y el entrenamiento deficiente fueron obstáculos insuperables.

Los Juegos Olímpicos de Londres 1948, permitieron que las juventudes de todo el planeta tuvieran un feliz reencuentro.

Esta entrada fue publicada en deporte y etiquetada , , , , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s