DE OLIMPIA A LONDRES 2012 (X)


La X edición de los Juegos Olímpicos tuvo por sede a la ciudad norteamericana de Los Ángeles entre el 20 de julio y el 14 de agosto de 1932. Con la asistencia de poco más de 1 400 atletas de 37 países, quienes intervinieron en los 16 deportes programados.

Entre los más significativo de la cita estival desde el punto de vista extradeportivo fue el espectáculo concebido para la apertura en buena medida gracias al andamiaje hollywoodense que puso a disposición de los Juegos toda la creatividad escenográfica de la “visión gráfica” en la concepción del show lo cual marcaría este momento para el futuro.

Mildrick Didrickson, la gran estrella de los Juegos de Los Ángeles 1932

Varios fueron los hechos que establecieron la pauta del certamen, como fue la actuación  de la norteamericana Mildrick Didrickson, la dama de los Juegos  la ganadora de los 80 metros con vallas, envió la jabalina hasta los 43,68 metros y en salto de altura sobrepasó la varilla a 1,65 m., igual que su compatriota Shiley, pero quedó segunda por mayor número de faltas cometidas… Por primera vez fue utilizado el cronometraje electrónico hasta las milésimas… También fueron superados 19 récord mundiales y 36 olímpicos… En la delegación australiana apareció inscripto Errol Flyn, como integrante del equipo de esgrima, actor quien años más tarde será una de las grandes estrellas del Séptimo Arte protagonizando películas como: “Contra todas las banderas” y Robin Hood”… Un talentoso mexicano Juan Carlos Zabala se encargo de cruzar primero por la línea de sentencia en la carrera de maratón (42,197 kilómetros)… También los argentinos Robledo y Novell conquistaron sendas medallas de oro en el torneo de boxeo olímpico de Los Ángeles.

La gran decepción sería Paavo Nurmi quien con 35 años de edad vería frustrado su intento de participar en la cuarta olimpíada de su carrera, esta vez se repetía la historia del norteamericano Jim Thorpe. “El finlandés volador” que batió 29 récord mundiales y alcanzaría 12 medallas en citas estivales, pero en Los Ángeles, no hubo lugar en la fiesta para él.

Cuba intervino con una microscópica representación de 11 atletas, todos bien alejados del podio. Eran tiempos difíciles, no solo para el deporte, sino para muchas otras cosas enla Isla, la juventud, los obreros, los intelectuales y el campesinado, estaban en plena situación revolucionaria.

Casi un año después de los Juegos Olímpicos una huelga general obligó al tirano Gerardo Machado, “el asno con garras”, como lo llamará Rubén Martínez Villena, a espantar la mula dejando tras de sí una etapa sangrienta y de explotación en el país.

Esta entrada fue publicada en deporte y etiquetada , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s