AQUÍ EL MUNDIAL… EN SALA (VI)


En una jornada final donde los grandes resultados escasearon, la delegación cubana paso sin penas ni glorias en el Campeonato Mundial de Atletismo bajo techo que termino este domingo en la ciudad de Estambul, Turquía.

La cosecha de medallas de la Mayor de las Antillas en todo el certamen se circunscribió a una presea de bronce, (la de Mabel Gay  en el triple salto para damas), muy alejada del desempeño de otros eventos similares, la cual se ajustó bastante a los pronósticos realizado por los especialistas antes de la cumbre atlética.

En la despedida lo mejor de Cuba fueron par de séptimos lugares a cargo de la saltadora con pértiga Yarisley Silva con registro de 4.55 m. por debajo de lo mejor alcanzado por ella en el año, mientras que Alexis Copello, tampoco pudo trasponer el umbral de los 17 metros en la prueba de los tres saltos rama masculina. El otro de la comitiva antillana que tuvo acción el último día fue Orlando Ortega en los 60 metros con vallas, quien no pudo pasar de un quinto lugar en semifinales con tiempo de 7.71 segundos.

De los 10 deportistas que presentó la delegación cubana en el Campeonato Mundial de campo y pista bajo techo, además del bronce, se alcanzó un cuarto, quinto y tres séptimos  lugares, mientras que igual cantidad no estuvieron en finales, ocupando el puesto 26 por medallas y por puntos el 11 con 21 unidades .

Yelena Isinbayeba: "Hoy en día entiendo mejor lo que he logrado en el pasado, lo grande que era y es."

En la pértiga la rusa Yelena Isinbayeba, reafirmo su estelaridad al saltar limpiamente sobre 4.80, metros y asegurar la medalla de oro,  para luego intentar en tres ocasiones batir el récord mundial con 5.02; las cuales falló.  Las segunda plaza fue para la francesa Vansesa Boslak con 4.70, el mismo registro de la británica Holly Bleasdale quien tuvo un fallo inicial en esa altura que le costó bajar a la tercera posición.

Isinbayeba, de 29 años de edad ganó cuarto título mundial en certámenes bajo techo y doble titular olímpica, con 28 récords mundiales en su poder, 15 al aire libre y 13 en sala, y la primera mujer en sobrepasar la barrera de los cinco metros en la especialidad.

La archiconocida Verónica Campbell se llevó la victoria en los 60 metros lisos para mujeres con la mejor marca del año 7,01 segundos y fue acompañada en el podio por Murielle Ahoure, Costa de Marfil, 7.04;  Tianna Madison, Estados Unidos 7.09.

Otra figura reconocida la kenyana  Pamela Jelimo, triunfo en los 800 metros planos al lograr regiestro de 1:58.83 minutos, mejor que el de la  Ucraniana  Natalia Lupu , 1:59.67; y la norteamericana  Erica Moore, 1:59.97.

Los 3000 metros fue victoria para otra atleta de Kenya Hellen Obiri, 8:37.16 minutos, seguida por las etiopés  Meseret Dejar, 8:38.26 y Gelete Burka,  8:40.18.

Mientras que en la longitud la norteña Brittne Reese fue la única fémina que clavó los pinchos a la distancia de 7.23 metros, seguida por su compatriota Janay Deloach, 6.98;  y  Shara Proctor de Gran Bretaña con 6.89.

Aries Merritt al centro, ganador de los 60 metros con vallas

En las pruebas para varones los 60 con vallas no tuvo la expectativa que se esperaba y el estadounidense Aries Merritt, con 7.44 segundos venció al chino Liu Xiang 7.49 la tercera plaza correspondió al francés Pascal Martinot-Lagarde, con 7.53.

El triple salto  fue dominado por el estadounidense Will Claye, que con su marca de 17.70 pasó a comandar la temporada, la presea de plata la obtuvo su compañero Christian Taylor, 17.63; y el bronce de la justa fue para el ruso Lyukman Adams, 17.36.

En 800 metros se impuso Mohammed Aman de Etiopía,  1:48.36 minutos; convirtiéndose en el más titular en estas competencias con  sólo 18 años y 61 días de edad, segundo Jakub Holusa de la Repúblca Checa 1:48.62, y tercero Andrew Osagie, de Gran Bretaña, 1:48.92; por otra parte la medalla de oro de los 3000 metros fue para Bernard Lagat de Estados Unidos, 7:41.44 minuto; la plata la alcanzó. Augustine Choge, Kenia 7:41.77; y el bronce para otro representante de ese país Edwin Soi, 7:41.78.

El récord mundial del salto de altura para hombres impuesto hace casi dos décadas por el cubano Javier Sotomayor, consiguió permanecer ileso otra vez cuando el atleta griego Dimitrios Chondrokoukis soilo pudo superar el listón a la altura de 2.33 metros, en menos intento que el ruso Andrey Silnov, medallista de plata  en tanto Ivan Ukhov también de Rusia solo llegó hasta los 2,31.

Los Relevos 4×400 metros ocuparon las tres primeras plazas en el femenino por Gran Bretaña 3:28.76 minutos; Estados Unidos 3:28.79; Rusia 3:29.55; en ese orden y Estados Unidos 3:03.94 minutos; Gran Bretaña 3:04.72 3. Trinidad y Tobago 3:06.85; en el masculino.

Estados Unidos dominó ampliamente con 10 medallas de oro, tres subtítulos y cinco terceros lugares y 164 puntos en total.

Esta entrada fue publicada en atletismo, deporte y etiquetada , , , , , , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s