DE OLIMPIA A LONDRES 2012 (III)


Póster de los Juegos de Saint Louis 1904

Los III Juegos Olímpicos fueron otorgados a la ciudad norteamericana de Chicago, sin embargo, Saint Louis reclamó para sí  ese acontecimiento para unirlo a la Exposición Universal, y el Comité Olímpico Internacional, (COI), y los organizadores ante la posibilidad de una escisión transfirieron el escenario  de la justa, pero, tal y como había sucedido cuatro años atrás en París, la historia volvió a repetirse pues el certamen atlético se extendió durante más de tres meses.

En los III Juegos Estivales participaron unos 550 atletas procedentes de 21 países, de ellos solo 64 eran extranjero pues solo Alemania y Hungría  asistieron por Europa, lo cual fue un verdadero fracaso.

Thomas Hicks, ganador oficial de la maratón

Entre los hechos más notorios, por una u otra causa, estuvo la Jornada Antropológica una farsa de corte racista, así como el escándalo que protagonizó el maratonista estadounidense Fred Lotz, que llegó en primer lugar a la meta auxiliado por las veloces ruedas del vehículo de un amigo, claro tal situación resultó inadmisible para el COI, que comprobado el fraude despojo al tramposo de la medalla y los honores mal atribuidos.

A propósito la prueba de los 42 kilómetros y 197 metros tuvo otro hecho registrado para la historia olímpica, un cubano Félix Carvajal Soto esta asociado a una gran hazaña al liderar en solitario la justa durante casi 30 kilómetros, pero… .

El andarín Carvajal

El Andarín Carvajal, quien nació el 18 de marzo de 1875 en La Habana, desde joven demostró aptitudes para las carreras de larga distancia. Ya en la guerra de independencia de 1895 marcha al campo de los patriotas cubanos donde se desempeña como mensajero del Ejercito Libertador, llevando y trayendo correos.

Sin embargo, años después de la instauración de la república con Enmienda Platt, a Carvajal solo le ofrecen un modesto puesto de cartero, el cual asume con gran dignidad  y comienza a desandar a gran velocidad por las calles de la capital del país.

Luego de vencer los avatares de contar con respaldo oficial del gobierno mediatizado y recaudando un poco de dinero por aquí o por allá, gracias a la caridad pública, por fin nuestro hombre llega a Saint Louis, y es uno de los que está en la línea de salida hacia la gloria u el olvido, hagamos un breve viaje en el tiempo y disfrutemos la carrera.

Son casi las dos de la tarde del 30 de agosto de 1904, hace poco más de 40 días comenzaron los Juegos y faltaran cerca de dos meses para que termine la odisea que tiene mal humorado al Barón de Coubertein.

Allá en la línea de partida, junto al Andarín hay otros 30 retadores en busca de la fama. El pequeño cubano sonríe, mientras se alista para la salida sin más indumentaria deportiva que sus pantalones y pulóver recortados,… ¿el calzado?, por supuesto nada de zapatillas Adidas, Nike, o Reebok, recuerden, estamos en 1904, faltaran muchos años para la llegada los adelantos tecnológicas, por tantos sus viejas, gastada y pesadas botas de cartero lo acompañaran en el recorrido.

Llaman para la salida y tras alinearse los hombres, suena el disparo. Allá va Félix poniendo distancia entre él y quienes poco a poco van quedándose atrás, nadie puede igualar el paso del antillano que avanza más y más…por calles, caminos y carreteras, es punto lejano de referencia, una sombra que desaparece de la vista allá en la lejanía.

Por aquella época entonces en las carreras de fondo no existían los puntos de abastecimiento de agua, refresco o frutas para los corredores, por lo que el corredor cubano sintió hambre y sed y como la ventaja era considerable, aprovechó la ocasión para detenerse y tomar de un árbol alguna manzana verde, si embargo comenzó para él un verdadero calvario, su estragado estómago sometido a dieta forzada, el dinero no le alcanzó para realizar el viaje y costearse los gastos, así que en varios momentos tuvo que alimentarse de lo que encontraba o lo que le ofrecían almas caritativas y buenas como la suya, se reveló ante ese frugal banquete.

Los dolores fueron fuertes, las sudoraciones abundantes, no solo por el calor de aquella tarde veraniega, sino por los espasmos estomacales, y Carvajal vio pasar, uno… dos…; tres…; cuatro corredores, por delante de él y solo haciendo un esfuerzo extraordinario pudo llegar a la meta en la quinta posición, bueno realmente fue cuarto porque a Fred Lotz, lo descalificaron.

NO hubo medallas para el andarín Carvajal, ni flores, abrazos, premios, tampoco dio la vuelta de la victoria, ni los periodistas los asediaron de preguntas como, ¿Cuál es su plan de entrenamiento?, ¿qué significa este triunfo en lo personal?, u otras muchas que realizan los hombres y mujeres de la prensa,

Al regreso el gobierno de turno no se ocupó de él, ¿la población?, pocos conocían que en Saint Louis había una olimpíada y qué cosa era eso, solo el tiempo demostró la valía de aquella hazaña que le permitió ser más recordado que los propios vencedores de aquella prueba.

El día 27 de enero de 1949 falleció en La Habana, Félix Carvajal en la más completa miseria.

Ramón Fonst Segundo

En Saint Louis compitieron otros dos cubanos, Ramón Fonst Segundo quien repetiría su actuación de París, y Manuel Dionisio González, entre ambos conquistaron cuatro títulos dorados.

Para Fonst fue la oportunidad de dejar un récord al ganar 24 asaltos consecutivos sin ser tocado en las modalidades de espada y florete, enseñando su alta maestría.

Luego de los primeros pasos dados desde Atenas en 1896, vinieron los auténticos fracasos organizativos de París y Saint Louis, Coubertein tendría delante de él un fuerte reto el de sacar adelante aquel sueño visionario, los juegos olímpicos de la era moderna.

Esta entrada fue publicada en deporte y etiquetada , , , , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s