LONDRES: LA PAZ O LA GUERRA


El concepto  de que lo más importante en el deporte  no es ganar sino competir, ha sido puesto en dudas con el creciente incremento del profesionalismo y la comercialización que en la actualidad se vive en la actividad del músculo, expresión del neoliberalismo en esta actividad.

Bajo la égida de Pierre de Freddy fueron restaurados los Juegos Olímpicos de la era moderna en busca de desarrollar la amistad entre los hombres de la tierra, la paz y eliminar las guerras con sus terribles secuelas de muertes, desplazados y otros males.

Precisamente desde que el Rey Jorge I Grecia declaró inaugurado los I Juegos en Atenas, Grecia en 1896, se realizó un llamado a suspender las contiendas bélicas entre países en conflictos armados, cuestión más o menos aceptada, porque no se cumplió durante la I y II Guerras Mundiales lo cual afectó la consecutividad de la celebración de las olimpíadas.

Tampoco las naciones se abstuvieron de detener las batallas en muchas otras ocasiones y hasta los propios certámenes estivales sufrieron de hechos como fue el caso de los Juegos de Munich, Alemania, 1972, donde grupos armados atacaron a la delegación de Israel, o en 1996 con atentados en céntricos lugares de Atlanta la sede del evento.

Londres la capital de Gran Bretaña es el escenario escogido por la familia deportiva de todo el planeta para celebrar allí los XXX Juegos Olímpicos en una época donde las grandes potencias tratan de engullirse a las más pequeñas aunque para ello tengan que hacer uso de la fuerza en vez de la razón.

Situada  a orillas del río Támesis en el sureste de la isla de Inglaterra su presencia se remonta a más de dos milenios y el centro de la urbe aún conserva sus límites medievales y cuenta con varios lugares reconocidos como Patrimonio Cultural de la Humanidad: ellos son la Torre de Londres; el asentamiento de Greenwich; el Real Jardín Botánico de Kew; y el complejo de instalaciones comprendido por el Palacio de Westminster, Abadía de Westminster y la Iglesia de Santa Margarita, y su área metropolitana cuenta con una población estimada en 8 278 251 la más extensa de toda la Unión Europea.

Fue sede ya de los Juegos Olímpicos de 1908 y 1948, antes y después de la I y II Guerra Mundial  respectivamente. Gran Bretaña fue una de las grandes colonias con posesiones en África, Asia y en el Nuevo Mundo, hasta que su poder imperial fue desapareciendo poco a poco.

Ahora el Reino Unido se unió estrechamente al gobierno de los Estados Unidos en la guerra declarada contra el terrorismo después del aún oscuro 11 de septiembre, secundó a la Casa Blanca en las invasiones a Afganistán, Irak, y más recientemente Libia, sin olvidar que también están detrás de Siria e Irán en la ruta del petróleo.

La administración británica seguramente teme represalias por parte de quienes han sido víctimas debido a los brutales crímenes cometidos por el ejército inglés y de otros países aliados de la OTAN.

Declaraciones de Philip Hammond, ministro de Defensa de Gran Bretaña ante el Parlamento expresan que ellos podrían usar misiles tierra-aire como parte del despliegue de seguridad necesaria para mantener el orden.

Por otra parte el periódico “The Guardian”, señalaba que Estados Unidos tiene previsto enviar 1 000 agentes propios, incluidos 500 miembros del FBI, para proteger a sus participantes y diplomáticos durante los Juegos Olímpicos, el propio periódico  añadía que las autoridades estadounidenses han mostrado en repetidas ocasiones su preocupación por la seguridad durante el evento deportivo, sobre todo por la relajación de las medidas antiterroristas por parte del Reino Unido.

Finalmente el despacho agregaba  que el Gobierno británico negocia en estos momentos un acuerdo con la organización de los Juegos Olímpicos un dispositivo de seguridad privada que podría costar alrededor de  282 millones de libras (unos 329 millones de euros).

A todo eso habría que agregarle la ola de protesta que  se suceden por el Viejo Continente ante la crisis económica que afecta el mundo y que ese país desató disturbios que generó muertes y heridos, así como el despliegue de miles de policías.

Como puede apreciarse el clima político en el cual se desarrollarán los Juegos es sumamente candente, de riesgos importantes para la propia existencia humana, la paz tan necesaria para este tipo de eventos está amenzada.

 

Esta entrada fue publicada en deporte, sociedad y etiquetada , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s