El béisbol cubano en escena


Alfonso Urquiola

A pesar de la fuerte presión que realiza el fútbol por ocupar el principal puesto de preferencia en la afición en Cuba, el béisbol continúa en el centro de la atención nacional y a pocas semanas de la celebración  de dos importantes contiendas internacionales y del inicio de la Serie Nacional cobra mayor interés el panorama de esa disciplina.

Mientras una preselección de 38 hombres entrenan para buscar un puesto en los equipos que representarán al país en la Copa Mundial a celebrarse en Panamá, en la primera quincena de octubre y en los Juegos Panamericanos de Guadalajara, México, en días a continuación.

Esta vez se tomó la decisión de nombrar al mentor del equipo primero y luego escoger los peloteros elegibles, basado en el criterio del propio manager.

Alfonso Urquiola, el director del equipo Cuba, tiene una vasta hoja de servicios en el béisbol, que lo llevó a destacarse primero como atleta en la selecciones nacionales juvenil y de primera categoría y con el conjunto de Pinar del Río, y años más tarde al frente de las escuadras pinareña en la Liga de Desarrollo y en la Serie Nacional con las cuales triunfó en ambos torneos.

Además dirigió también la escuadra de la Mayor de las Antillas en el Campeonato Mundial  y en los Juegos Centroamericanos de 1998, y en los Panamericanos de de 1999, y en los dos enfrentamientos que tuvieron en ese propio año ante los grandes ligas de los Orioles de Baltimore.

Después por causas no explicadas dejó el mando de la nave tricolor y fue a Panamá donde obtuvo buenos resultados, incluso derrotó a Cuba en los II Juegos del ALBA en Venezuela, regresó posteriormente a la Isla y estuvo por Matanzas,  a los cuales no logró rescatar de los resultados adversos de las últimas décadas, hasta que regresó este año con Pinar del Río.

Luego de esta breve radiografía deportiva acerca de Alfonso Urquiola, nos atrevemos a decir que es un hombre de una fuerte personalidad, con conocimientos capaces para sacar el máximo rendimiento a cada deportista, pero ojo, no es mago, y no obstante a contar con excelentes peloteros en la preselección resulta difícil resolver de una vez todos los problemas que ha acumulado durante años el béisbol en Cuba.

De lo que si estamos seguros es que el otrora destacado segunda base inyectará a sus muchachos una mentalidad ganadora imprescindible para asumir el desafío de regresar a casa a fines de octubre con los dos cetros en las manos.

 

Esta entrada fue publicada en deporte y etiquetada , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s