Martí y el deporte


José Martí

José Martí

Cuando se hable de periodismo deportivo es válido recordar a José Martí Pérez, el más universal de todos los cubanos y uno de los hombres insigne de la política y la cultura Latinoamérica quien en su impronta creativa  no olvido en esa apasionante esfera. El llamado Apóstol tuvo plena conciencia de la importancia de la ejercitación física del hombre y así lo plasmó en un artículo publicado el 14 de agosto de 1883 en el periódico “La Nación” de Buenos Aires, al escribir:

“… la mente ha de ser bien nutrida, pero se ha de dar, con el desarrollo del cuerpo, buena casa a la mente”.

Y en el diario “La América” de Nueva York había escrito en marzo del propio año:

“A los niños, sobre todo, es preciso robustecer el cuerpo a medida que se le robustece el espíritu”.

Y finalizaba señalando:

“… se nota que a esta niñez ya adelantada no le cansa el trabajo físico, sino que lo busca como recreo, ni le turba la mente para la instrucción de letras, sino se la fortifica y aclara. Deducen mejor; combinan más pronto, relacionan; crean…”

No obstante a su labor periodística en el deporte, José Martí solo se conoce que practicó esporádicamente el ajedrez, existen factores que influyeron en que el héroe nacional cubano no tuviera una mayor presencia en la cultura física.

Primeramente su niñez y adolescencia estuvieron marcadas por un temprano encarcelamiento, por expresar en carta a uno de sus condiscípulos algunas opiniones con relación al sistema colonial español del siglo XIX.

Sin embargo, a pesar de no tener la experiencia práctica para ejercer el criterio especializado, su genialidad le permitió abarcar en escrutadora mirada todo lo que enaltece y embellece al deporte.

Avizoró Martí, como ningún otro pensador de su tiempo, lo bestial y repudiable que se engendraba en los Estados Unidos a través de la comercialización y el profesionalismo, que en la actualidad se exacerba a escala mundial.

Así el 17 de febrero de MIL 882 en Nueva York, cuando al describir una pelea de premio dejo plasmado:

“… vuela la pluma, como ala, cuando ha de narrar cosas grandiosas; y va pesadamente, como ahora, cuando ha de dar cuenta de cosas brutales, vacías de hermosura y de nobleza…”

En Cuba ya hace casi Cinco décadas el deporte es un derecho de hombres y mujeres; de niños, jóvenes o ancianos, dentro de un sistema que busca mejorar la calidad de vida de los ciudadanos, lo mismo que quiso José Martí.

El deporte se convirtió en un derecho de todos y para el bien de todos, y gana adeptos y reconocimiento no solo a través de sus campeones y medallistas internacionales, sino por desarrollar los valores más puros del ideal olímpico, alejado del mercantilismo que tanto daño causa a los jóvenes.

Esta entrada fue publicada en deporte y etiquetada , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s